Capítulo 2

Por Ginny Shearin

Catherine miró a Vincent esperanzada, lo que más quería era pasar una noche tranquila con él. Pero las circunstancias hacían que se tuviera que inventar una excusa para librarse de él y ocuparse de los demás "inquilinos"de su apartamento.

¿Qué podía decirle? Él lo sabría si ella le mentía así que lo más parecido a la verdad era la mejor opción.

- Además – añadió- tengo que recibir a unos visitantes inesperados esta noche.

- Entonces debería irme. ¿Te veré mañana por la noche?

- ¿A las siete en mi entrada? –Sonrió Catherine de manera seductora.

- Allí estaré- Vincent le sonrió, la envolvió en un abrazo, haciendo mucho más difícil para Catherine el tener que volver a la farsa de acontecimientos que se estaban dando al otro lado de la puerta.

- Lo siento. Te quiero.

Se alzó de puntillas para depositar un suave beso en su mejilla.

- Buenas noches, Catherine- oyó ella mientras él desaparecía en la noche, entonces abrió la puerta de su habitación.

Respiró hondo. En primer lugar debía convencer a sus dos visitantes de que Vincent estaba aún en el balcón y que ninguno de los dos podía hacer ningún ruido. Samantha había escogido esconderse debajo de la cama. Catherine había hecho callar a Padre y lo escondió en el baño. Padre primero, estaba encerrado en el baño llevando sus ropas de Arriba que había suavizado hasta un tono casual para esta visita y llevaba sus pantalones de traje, camisa, corbata y un jersey.

- Tendrás que quedarte donde estás y no hacer ruido durante unos minutes más. Vincent aún está en el balcón- mintió, en voz lo bastante alta para que los dos la oyeran, pero lo bastante baja para convencerlos de que Vincent aún estaba fuera. Esto le daría un poco de tiempo para que Padre saliera por la puerta, entonces tendría que ocuparse sólo de Samantha y Kanin.

Abrió la puerta del baño y le hizo gestos a Padre para que se moviera con cuidado pero en cuanto llegaron ala puerta sonó el timbre. Catherine miró fuera y vió que Kanin, al igual que Samantha, había llegado al apartamento de Catherine antes de la hora provista.

Después de soltar un suspiro de frustración, Catherine empujó suavemente a Padre hacia la pared de detrás de la puerta.

- Quédate aquí, me libraré de él – susurró mientras corría el pestillo y salía cerrando la puerta tras ella misma.

- Kanin, no esperaba que llegases hasta dentro de una hora- le riño en un susurro- alguien más de los túneles esta a punto de marcharse. No se por que no quieres que nadie más se entere de que estoy guardando tus regalos para Luke, pero si tiene que ser un secreto, ve a esperar en la escalera hasta que te llame.

Kanin fue a la escalera, Catherine volvió dentro para hacer ir a Padre hasta el ascensor y estaban casi fuera del apartamento cuando la cara de Kanin apareció por la escalera. Catherine empujó a Padre dentro de la casa y con gran fuerza de voluntad consiguió no gritar a Kanin cuando le preguntó:

-¿Qué?

Viendo la mirada de Catherine, Kanin decidió quedarse quieto, señalar hacia el suelo de la escalera y contestar:

-- -estaré aquí.. hasta que me llames.

- Gracias.

Catherine vió como la puerta de la escalera se cerraba otra vez., se volvió hacia su apartamento y apretó el botón del ascensor mientras entraba otra vez en su casa.

Cuando la puerta de su apartamento se abrió de Nuevo, Padre sintió como le cogían por el brazo y lo empujaban hacía el ascensor, el cual milagrosamente había llegado rápidamente.

- Te lo explicaré luego- Le dijo Catherine, plantando un beso en su mejilla y empujándole dentro.

En cuanto las puertas se cerraron y estuvo segura que el ascensor se estaba moviendo, Catherine llamó a Kanin.

- ¿No hay moros en la costa? Preguntó el chico.

-No

- Gracias por tu ayuda Catherine. También he traído el regalo de Livvy. Luke es lo bastante mayor ahora como par que ya no queden lugares donde esconder cosas de él.

- Lo entiendo, ¿pero porqué tanto secreto?

- Simplemente es mejor así ahora- le contestó, dando a Catherine los paquetes que había llevado- Volveré a buscarlos antes del Festival de Invierno.

-Quizás sería mejor que quedáramos para que yo te los lleve a ti- sonrió ella pensando en el trabajo de distribución que le esperaba.

"Dos listos, solo me queda una" pensó mientras entraba en el apartamento y rápidamente escondía los paquetes en el armario de los abrigos.

-Samantha. Ya puedes salir.

No hubo ninguna respuesta.

-¿Samantha?

Aún ninguna respuesta. Catherine se arrodilló y miró debajo de la cama. Samantha estaba casi dormida.

- O estaba muy cansada o ahí abajo es más cómodo de lo que parece – se dijo a si misma mientras sacudía a Samantha para despertarla.

-Despierta cariño. Empecemos ese proyecto antes de que hayas estado aquí arriba demasiado tiempo como para que tu coartada sea creíble.

Samantha salió de debajo de la cama, se estiró y sacó su caja de utensilios de debajo de la cama. Catherine le llevó leche con galletas y la instaló en la mesa del comedor donde se puso a trabajar en sus regales durante la siguiente hora y media.

Sentada en el sofá, Catherine observó a la niña trabajar y la escuchó hablar de vez en cuando sobre lo que estaba haciendo.

-¿Qué estaba pasando? Esta gente había estado celebrando el Festival de Invierno sin su ayuda durante muchos años. ¿Porqué de repente todo el mundo la cesitaba para esconder sus secretos de los demás? Y ¿porqué parecía que todos la habían escogido como su cómplice? …

Traducción en el español de gabi, España: ¡gracias!

Al capítulo tres De nuevo a comenzar