Capitulo 13

Por Nea

Catherine se tocó la cabeza, casi como esperando que todo fuera uno de esos extraños sueños que había estado teniendo.. No, no coma, no cientos de archivos que mover en la oficina, no anillo de compromiso del Sr. equivocado. Pero lo que si tenía era un buen chichón el la cabeza y un paquete cantante debajo del sofá.

-Supongo que Ellen va a tener ese reproductor de música que quería para Navidad- dijo Vincent en tono neutro.

-Tienes alguna idea de sobre como hacerlo callar?- Preguntó Catherine, planteándose la posibilidad de tirarlo por el balcón. Compraría uno por la mañana y nadie lo sabría…

Unos ojos azules la miraron de lado y se dio cuenta de que alguien lo sabría, aunque él secretamente estaba de acuerdo con su idea.

Un par de sacudidas no arreglaron el problema, así que acabaron por sacar el paquete fuera y enterrarlo entre almohadas y mantas para amortiguar el sonido. Mientras tanto tuvieron que escuchar las canciones más importantes de Mary Poppins y parte de las demás películas de Disney. Cuando llegó a la Bella y la Bestia, Catherine se mordió el labio tan fuerte que casi lo hizo sangrar. Vincent bajo la cabeza mientras sus hombros temblaban.

...oh oh... 

-Vincent?- y pensó, solo era una película, seguro que no le puede molestar tanto…

Cuando ella lo tocó, Vincent echó su cabeza hacia atrás y la tomó en sus brazos, literalmente rugiendo de la risa.

- Así no es como esperaba que fuera esta noche!

-Yo tampoco – admitió Catherine, apoyada sobre su pecho. Aquel momento, tan tonto como era, era mejor que cualquier otro que pudiera estar envuelto en papel de regalo y con lazos. Tener a Vincent con ella, en casa, ver a este hombre tan solemne relajado completamente riendo, nada podía ser mejor.

Vincent sintió sus pensamientos y la abrazo con mas fuerza, sentándola sobre su falda.

-En que piensas? – susurro en su oído.

-Que finalmente entiendo aquel poema, "El que tiene mi Corazón es como un pájaro que canta." Tú haces que mi corazón cante, Vincent. Tú. Esto. Gracias.

El se rió:

-No estoy seguro de que estas agradecida. Hemos ocupado tu apartamento, te has golpeado en la cabeza… esas no son cosas por las que uno se sienta agradecido.

-Pues yo lo estoy – dijo Catherine acercándose más a él- así que dime, que os traéis entre manos allí abajo? Se que hay algo que todos vosotros estáis escondiendo. – puso cara de pena y añadió – Si voy a tener que llenarme de aspirinas e intentar tener una velada romántica mientras suena El Libro de la Selva, todo por tu gente, es lo mínimo que me merezco.

-No es mi secreto-contesto él abrazándola- Tú nos das tanto, te sorprendería lo difícil que es ofrecerte algo para que lo aceptes. Regalos hechos a mano parecen poca cosa comparados con lo que ya tienes y nosotros no podemos comprar nada. Por lo menos nada tan bonito como lo que te puedes comprar tú misma. No te imaginas todo lo que hemos hablado y discutido Abajo. Y finalmente decidimos que este año no habría baratijas y chucherías. Así que hemos estado trabajando, todos juntos, para darte algo que solo nosotros podemos darte.

-Que es…?

-Si estropeara la sorpresa ahora, media docena de personas me apedrearían en el parque a plena luz del día- dijo Vincent suavemente.

-Mmmmm. Eso no estaría bien. – Catherine bostezó, apoyando de Nuevo la dolorida cabeza sobre su pecho.- Dime, cuando se acaba el misterio? En el festival de Invierno?

-Es demasiado grande para eso- él estaba jugando con su pelo y su mejilla de nuevo, haciéndola dormir – lo íbamos a hacer la noche antes, pero ahora no nos atrevemos a estresarte. Descansa. Esperará hasta que te sientas mejor.

- aaahhh, así que después de todo esto, aun no voy a saber lo que es?- Catherine estaba casi dormida de nuevo y sus palabras ya no sonaban claras. Estaba en el limite entre el mundo consciente y el de los sueños. Lo último que oyó antes de dormirse en sus brazos fue la voz de Vincent.

-Algunas cosas no están preparadas para ser reveladas. Recuerdas el resto del poema? Ella recita muchas cosas y acaba "Mi Corazón es más feliz, porque mi amor ha venido a mi" Yo he venido a ti, Catherine. Y me quedaré contigo hasta el final.
 - fin -

De nuevo a comenzar

Traducción en el español de gabi, España: ¡gracias!